LA PELÍCULA DEL MOMENTO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Artículos - Cajón de sastre
Escrito por Gervasio Posadas   

¿Recordáis esas películas que empiezan reflejando los últimos días antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial? Me refiero a títulos como “El pianista” o “Ser o no ser” de Lubisch: Alegres burgueses pasean por las nevadas calles de Praga, Budapest o Varsovia. Todo es alegría y despreocupación: los teatros, las tiendas, los cafés se llenan de gente con ganas de pasarlo bien. Parece que la fiesta no tendrá fin.

Sin embargo, un par de escenas después los Stukas empiezan a hacer las veces de indeseadas tuneladoras y el Führer pone de moda las vacaciones forzosas. Desde hace un par de años, cuando veía que la gente se compraba los Cayennes por docena y parecía que todos habíamos nacido con una cuchara de plata en la boca, no podía evitar que estas imágenes me vinieran a la cabeza. Sin embargo, parece que la imaginación cinematográfica de la gente va en estos momentos por otro lado: la película que parece estar en boca de muchos es Mad Max. Los amantes del catastrofismo, entre los que no tengo más remedio que incluirme, creen posible que el actual proceso de esclerosis que afecta a nuestra economía termine en un colapso similar al que se describe en la película australiana, solo que, además de petróleo, lo que faltará será prácticamente todo lo que se pueda comprar con dinero. En este mundo en ruinas, sin ley, solo subsistirán los que sean capaces de sacar el mayor provecho de las basuras y desechos o tan fieros para matar por un depósito de gasolina o una caja de donuts. ¿Seré yo uno de los sobrevivientes? ¿Cómo me quedará el modelito de cuero ceñido de Mel Gibson con esta tripa que estoy echando? ¿Resistirá mi Vespa tanto traqueteo por las dunas de este planeta inhóspito? Espero tardar aun un tiempo en salir de estas dudas. Por cierto, el DVD de esta peli esta agotado. Por algo será.

 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Tu email:
Asunto:
Comentario:
  Imagen, conteniendo la palabra secreta
Palabra Secreta: